Presupuesto de Reformas

DISEÑOS SUELOS DE COCINAS

Diseño suelos de cocinas

El suelo de tu cocina es uno de los elementos más importantes que debes elegir en la reforma. Tanto por su funcionalidad, como por su estética, hay que pensar muy bien qué tipo de suelo quieres. En Reformas cocinas Madrid hemos elaborado una pequeña lista de los suelos más empleados para las reformas de cocinas.

  • Vinílicos. Es un tipo de suelo de vinilo (como de goma), de muy fácil instalación. Se recorta, y se pega sobre el suelo existente. Eso hace que la instalación sea sencilla, sin obra, limpia y rápida. Y por supuesto, económica. Este tipo de suelos aguanta muy bien la humedad y la grasa, y es relativamente resistente al desgaste. Si solo buscas un lavado de cara para tu cocina, sin obra, y algo rápido y muy visual, tal vez sea la solución ideal. A la pisada se nota algo blando, y existen infinidad de diseños, muchos de ellos de imitación madera.

  • Porcelánicos. Son suelos de porcelana. Muy resistentes, muy fáciles de lavar. Lo aguantan todo; agua grasa, productos químicos. Son los suelos más resistentes que se pueden instalar, y aguantan muchos años sin ningún problema. El problema es que pueden resultar algo fríos (si se va descalzo, por ejemplo). Los hay de imitación madera muy conseguidos, aunque hay quien no le gusta que no sean de madera de verdad, y no tengan su calidez. Son muy duros en la pisada. Si se cae algún objeto pesado, se pueden desconchar. La instalación se realiza con obra, hay que retirar el suelo anterior y aplicar toda la solera.

  • Tarima laminada. Es uno de los tipos de suelo que más se ponen en las cocinas actualmente. Son fáciles de instalar, son de madera conglomerada, pero aportan la calidez de la madera. Los hay especiales para cocinas y baños, por lo que aguantarán muy bien la humedad y la grasa. Son fácilmente lavables, y hay de infinidad de diseños. El presupuesto también es variable, pero se pueden encontrar muy económicos.

  • Hormigón pulido. Es un tipo de suelo que consiste en aplicar un hormigón especial (más fino que el normal), y pulirlo con máquinas hasta que queda completamente liso. El resultado es un suelo sin uniones y completamente nivelado. Generalmente de color gris. Es muy resistente, y aguanta casi cualquier cosa. Por el contrario, es un suelo que puede parecer industrial, poco cálido. Y el presupuesto suele ser bastante caro, ya que hay que realizar a mano casi todo el proceso, unido al coste de los materiales.

Respecto a los diseños y colores, hay todo un mundo. Un suelo completamente blanco dará un aspecto impresionante a tu cocina. Sin embargo, resultará bastante sucio. Cualquier gota que se caiga y se pise, obligará a pasar la fregona. Un suelo de madera crea un aspecto más cálido y hogareño, pero tal vez menos moderno. Los suelos porcelánicos ofrecen también muchas variedades de formas y diseños. En reformas Cocinas Madrid recomendamos suelos claritos, para potenciar la luminosidad y amplitud de la cocina. Pero recomendamos también que tengan una ligera textura que disimule la suciedad.