Presupuesto de Reformas
Reforma con suelo porcelanico

¿Qué tipo de suelo poner en la reforma de tu cocina?

Una cocina bien reformada es uno de los centros neurálgicos del hogar.
No se trata solo de un área en donde se preparan los alimentos, sino se suele convertir en un ambiente social para iniciar con familiares y amigos.

Por eso, a la hora de realizar una reforma de tu cocina, es muy importante elegir bien todos los materiales y pensar muy bien la distribución de la misma.

El suelo es uno de los elementos clave para que la reforma sea un éxito. Es por ello que, si quieres darle el valor que merece el suelo de tu cocina, contrates una empresa de reformas con buenas referencias para conseguir un resultado profesional. 

Cambio de suelos de cocina

Los materiales más usados para el suelo de la cocina

Lo primero (y más importante), es pensar bien qué te gusta y qué no. Todas las reformas deben adaptarse al estilo del cliente.
Una vez tengas claro qué buscas, es importante comprobar que el modelo tiene la calidad y el tipo de material óptimo para una cocina (un lugar donde hay mucho trasiego, humedad y grasa).
Es imprescindible que el suelo de la cocina esté hecho con un material material resistente y de muy fácil limpieza. De este modo, podrás agilizar tus quehaceres diarios.
Los materiales más utilizados y garantizados para las reformas de cocinas son:

La cerámica

Es uno de los materiales más utilizados para los suelos de cocina y baños.
Los suelos de cerámica cuentan con excelentes características de resistencia, durabilidad y suelen ser muy atractivos, gracias a la gran variedad de colores y texturas que existen. Los hay que recrean la madera con gran realismo.
Si se rompe una zona, se puede cambiar solamente esa parte de forma relativamente sencilla. Aguanta muy bien la humedad, y los productos de limpieza.

El microcemento

En caso que dispongas de una cocina de dimensiones reducida, podemos crear un suelo de microcemento de una manera asequible.
Este material está compuesto por resina, pigmentos, aditivos y cemento.
Se trata de una buena alternativa para las cocinas, ya que no tiene juntas, y ofrece una gran amplitud visual.

Opinión de Reformas Cocinas

El resultado es un espacio muy moderno, con un toque industrial. El suelo no tiene juntas, y si está bien instalado y pulido, queda perfectamente liso. Es muy limpio y resistente.

Los mosaicos hidráulicos

Aunque es un tipo de material antiguo, se empieza a poner muy de moda de nuevo.
Son suelos formados por baldosas de cemento pigmentadas que permiten construir el estilo y el diseño que el usuario desee. Los suelos hidráulicos actuales aguantan muy bien la humedad y la grasa, y no hay problema en que el dibujo se vaya.
Consejos de reformas Cocinas:
Si se opta por modelos antiguos de suelos hidráulicos, es muy recomendables aplicar una capa de hidrofugante.

Los suelos porcelánicos

Los suelos porcelánicos, o de porcelanato, son suelos de con una estética muy cuidada.  Representan en todo momento calidad, versatilidad y durabilidad en cualquier espacio que el usuario desee instalar.
Son de la familia de los cerámicos, pero son más impermeables.
Lo mejor de todo, es que los puedes encontrar en variados estilos y diseños, se adaptan a todo tipo de decoración.

Las tarimas laminadas

Las nuevas tarimas laminadas para cocinas y baños permiten su instalación en zonas de alta humedad y grasa
Se trata de una opción cada vez más utilizada para el suelo de la cocina. Se trata de suelos de madera que se instalan sobre el suelo existente de forma rápida y barata.
Recrean muy bien todas las maderas, y tienen un tacto agradable a la pisada. Eso sí, como hemos dicho, hay que asegurarse de que son aptas para zonas de humedad.

Como has podido ver, actualmente puedes encontrar una gran variedad de materiales que te permitirán realizar una reforma del suelo de tu cocina de acuerdo a tus gustos, preferencia y disponibilidad económica que tengas en el momento de la reforma.